Foto referencial (Hugo Curotto / GEC).
Foto referencial (Hugo Curotto / GEC).

El flamante presidente ejecutivo de Essalud Mario Carhuapoma afirmó hoy que continuará “las cosas positivas” que se han venido avanzando durante la gestión de su antecesora Fiorela Molinelli al frente del seguro social. Esta última renunció en la víspera denunciando una “infame campaña” en su contra y un “aparente copamiento en puestos estratégicos del Estado” de parte de “grupos de poder”.

“Tenemos un proceso de diagnóstico y vamos a continuar las cosas positivas que se han venido avanzando, y en algunas cosas vamos a hacer una innovación y una reingeniería con respecto a todos los procesos pendientes en Essalud”, afirmó Carhuapoma en declaraciones a RPP.

El hasta ahora decano del Colegio Químico Farmacéutico del Perú también mencionó que el tema de la vacunación será importantísimo durante su gestión porque todavía hay una gran cantidad de la población peruana que está a la espera de ser inoculada.

En ese sentido, dijo que Essalud tiene que hacer un servicio de intercambiabilidad prestacional con el Minsa para los fines que crea conveniente, “a fin de llegar a la meta de inmunidad de rebaño, que es entre 70% y 80% de la población en poco tiempo, y así evitar que las variantes nos puedan ir afectando”.

Sistema integrado de salud

Sobre la propuesta del presidente Pedro Castillo de unificar el sistema de salud (Minsa, Essalud, hospitales de las FF.AA. y Policía Nacional), Carhuapoma precisó que el mandatario se refiere a un “sistema de pensión integrado”.

“Lo que el presidente indica es un sistema de pensión integrado, es decir, hay que integrar, hay que que articular. Por ahora cada cual tiene una particularidad, tanto el Ministerio de Salud y Essalud. Essalud es de todos los trabajadores, aquellos que por su esfuerzo y trabajo tienen el servicio prestacional, incluso el empleador es el que garantiza a través de los aportes; sin embargo en el caso del Ministerio de Salud es más subsidiaria, pero debemos articular los trabajos con la sanidad de la Policía y Fuerzas Armadas”, señaló.

Agregó que podría sumarse la participación de los privados sobre todo en esta situación de pandemia. Según dijo, en estos momentos nuestra emergencia sanitaria amerita la participación de todos los protagonistas, respecto a la política pública en salud.

Consultado sobre las afirmaciones de Molinelli, respecto a que en Essalud no había presupuesto y se podía poner en riesgo la atención de los asegurados con un sistema integrado, Carhuapoma señaló que debe revisarse el caso de Costa Rica, donde según dijo existe un sistema de aportes mixto.

Explicó que si bien es cierto por ahora los aportes de nuestro seguro social provienen de los empleadores, en el país centroamericano hay una participación de aportes mixto, es decir, tanto del empleador, el empleado y el Estado, que dan un aporte. “Los tres estamentos permiten tener un mayor porcentaje de cobertura”, refirió.

“Hay ciertas cosas que se deben reformar, ver en qué situación estamos y sobre ellas replantear algunas acciones concretas para poder mejorar la actividad prestacional del seguro”, indicó.

Sobre casos de corrupción

En otro momento Carhuapoma evitó dar declaraciones sobre la investigación fiscal que afronta su antecesora Molinelli sobre presuntas irregularidades en compras de equipos médicos para Essalud.

“La responsabilidad está en manos del Ministerio Público y el Poder Judicial, tiene que participar de la mano de la Contraloría (...) mientras tanto nosotros no podemos adelantar un prejuicio y mellar la institucionalidad. Las personas asumirán su responsabilidad en cuando se determine”, señaló.

La fiscalía también investiga a una presunta organización criminal que pedía dinero a cambio de conseguir una cama UCI en el hospital Guillermo Almenara.


TAGS RELACIONADOS